El vencejo común es el ave del año 2021 por SEO/BirdLife

vencejo-comun

El vencejo común es el ave del año 2021 por SEO/BirdLife

Tras la votación popular puesta en marcha por SEO/BirdLife para decidir la especie bandera de este año, la ganadora ha resultado ser esta ave frecuente en entornos urbanos con el 49.58 %.

Las otras dos aspirantes, que repetían candidatura este año, eran el alcaudón real que ha ocupado el segundo lugar con el 27.15 % y el aguilucho cenizo que, con el 23.27%, ha quedado en tercera posición.
Los vencejos se suman a la larga lista de aves comunes, como gorriones o golondrinas, en declive poblacional, una clara señal de que nos enfrentamos a una crisis ecológica sin precedentes. Una crisis que requiere de un cambio rápido hacia un modelo sostenible que permita hacer frente a los dos grandes desafíos de la humanidad: el cambio climático y la cada vez más alarmante pérdida de biodiversidad.

Como cada año, desde 1988, SEO/BirdLife pone en marcha la campaña de comunicación y conservación “Ave del Año” para llamar la atención sobre la situación que atraviesan algunas de las especies más amenazadas de la avifauna y sus hábitats y contribuir a que no siga empeorando su estado y mejorar su situación. Hasta hoy, 31 especies de aves han sido elegidas para llevar el distintivo de “Ave del Año”.

El objetivo es poner el foco sobre una especie que necesita una atención especial bien por su mal estado de conservación o bien porque simboliza la urgencia de proteger los hábitats que la acogen y frenar las causas que están originando su estado desfavorable de conservación. En 2021 las miradas se dirigen al vencejo común, declarado por votación popular como Ave del año 2021 con un 49.48% de los votos.

Las otras dos especies, que repetían candidatura este año, han sido el alcaudón real y el aguilucho cenizo, ocupando la segunda y tercera posición respectivamente con el 27.15 % y el 23,27% de los votos.

Los vencejos se encuentran entre los seres vivos más fascinantes del planeta por su asombrosa forma de vida. Estas aves se han adaptado de tal forma a la vida en el aire, que pueden pasar hasta un año sin posarse en ningún momento, comiendo, bebiendo y durmiendo mientras vuelan de forma ininterrumpida. Únicamente en el momento de nidificar requieren posarse, algo que siempre harán en las alturas, habitualmente en edificaciones, ya que tienen serios problemas para remontar el vuelo en caso de caer accidentalmente al suelo. Es, por ello, un ave migratoria muy ligada al medio urbano y muy cercana a los seres humanos, y sus pueblos y ciudades.

 

Más información >

No Comments

Post A Comment