Los ganaderos de la Culebra frente al lobo son un ejemplo para Europa

ganadero-lobo-zamora

Los ganaderos de la Culebra frente al lobo son un ejemplo para Europa

Dieciséis países participan en el proyecto Euro Large Carnivores que analiza las medidas de prevención y el manejo ganadero de los mayores predadores

La ganadera de Cerdillo, Luisa Tábara, da de comer a los mastines que guardan su ganado de vacuno.

La gestión que hacen los ganadero de la Sierra de la Culebra y Baja Sanabria frente al lobo se apunta como ejemplar y exportable a Europa. Este territorio está incluido en el proyecto europeo Life “Euro Large Carnivores”, que promueve la mejora de la convivencia de los ganaderos con las especies más significativas, como el lobo, el oso, el lince y el glotón. La técnico de Divulgación de Grandes Carnívoros de WWF, Blanca Berzosa Laso, ha realizado en estas semanas el trabajo de campo para entrevistarse con ganaderos, desde la Sierra de la Culebra hasta la Baja Sanabria, y analizar las medidas preventivas que se emplean para evitar y reducir ataques.

En este proyecto participan 16 países europeos con el objetivo de proporcionar una plataforma en la que reunir y compartir conocimientos de esta coexistencia.

El estudio aborda los diversos enfoques para la gestión de los problemas sociales, económicos y ecológicos que estarán disponibles, además de un catálogo de las buenas prácticas en la cooperación transfronteriza.

Además del seguimiento y la mitigación de los conflictos entre personas y fauna, se analizan la prevención, los miedos y la seguridad, además de las prácticas ganaderas así como la caza furtiva.

La convivencia en territorios como los del noroeste son relativamente buena, para Blanca Berzosa, porque son territorios que han convivido históricamente con el lobo y se sabe cómo actuar para prevenir los ataques, a diferencia de otros territorios donde la extinción del lobo ha deshabituado al ganadero en sus prácticas. “Zamora puede exportar buenas prácticas en la convivencia con el lobo”.

Tanto el manejo como la legislación son muy diferentes en estos países, desde la protección total a la caza de hasta un 25% autorizada en países como Noruega, factor a tener en cuenta, al igual que las poblaciones de carnívoros y su densidad. En los países que participan en este proyecto tampoco hay una homogeneidad en cuanto a la especie en conflicto, así en los países del Este de Europa, los ataques al ganado más frecuentes son por oso.

La prevención más eficaz pasa por el uso de mastines, cerramientos y barbacanas. “Se trata de premiar y reconocer a los ganaderos que desarrollan buenas prácticas de manejo de ganado y exportar esas prácticas a otras zonas”.

El uso de mastines es una de las medidas más efectivas, no solo en prevención contra ataques de lobo, si no como manejo del ganado. Una de las ganaderías consultadas en este trabajo de campo, es la de Luisa Tábara en Cerdillo. Su hijo Fernando Rodríguez se decantó por aumentar los mastines en la explotación de vacuno, y minimizar los daños. Contaba, por ejemplo, que una de sus mastinas sabe cuándo va a parir cada vaca, como muestra de apego.

Para otros ganaderos la combinación de mastín y vacuno no es efectiva, y basta con ver la explotación de Cerdillo y aumentar la ratio de mastines por reses. Poner en contacto a ganaderos para el intercambio de especímenes que respondan bien con el ganado es algo a tener en cuenta, ya que un ejemplar de criadero puede alcanzar precios de 800 euros pero no tener efectividad en el manejo con los rebaños.

La efectividad de cualquiera de las medidas depende de las condiciones en las que se tenga el ganado y si las medidas se implantan correctamente. Los cerramientos, siempre que tengan unas características mínimas, pueden ser impermeables. En algunas explotaciones descartan el uso de pastores eléctricos por su escasa efectividad y en ocasiones el fallo es por una cuestión técnica de aumentar el voltaje, tipo de cable, etc.

Las barbacanas o sistema “fladry” consiste en una cuerda colocada alrededor de una valla, de la que cuelgan cintas de tela rojas y otros elementos que hacen que el lobo desconfíe. Es una medida muy efectiva en el corto plazo, ya que los lobos se acostumbran a la larga. Es muy útil en ganado trashumante, por su versatilidad. Se usa mucho en otros países, en EEUU tienen varios estudios sobre su eficacia. En España, incluso para prevenir ataques en ganadería trashumante, este sistema se usa muy poco.

En el manejo es imprescindible guardar el ganado menor por la noche y los ejemplares jóvenes de ganado mayor hasta los 3 meses o, como mínimo, mantenerlo con mastines, apunta Blanca Berzosa. Planificar los partos, sobre todo de ganado mayor, para que todos se produzcan en una misma época es también recomendable para así poder protegerlos mejor.

Ayudar a los ganaderos en la adquisición y manutención de los mastines es fundamental para la convivencia, que obliga a los ganaderos a realizar un desembolso importante. Una asignatura pendiente es cambiar el estatus legal del mastín como perro de trabajo “lo mismo que el perro que acompaña a un invidente a entrar a un banco y que está desarrollando un trabajo”. El mastín “realiza un trabajo” y no puede ir con correa y bozal. Berzosa explica los conflictos entre senderistas y excursionistas que entran en las zonas de pastoreo como si fueran lugares de recreo y sin ninguna precaución”.

La Opinión de Zamora

No Comments

Post A Comment